Easy Responsive Tabs to Accordion
La Plata, Buenos Aires, Sábado 20 de Julio de 2019 -  11:49 pm 
INTERÉS

04-04-2019

Las Pymes marchan con la CGT y presentan proyecto de ley para frenar embargos y subas de tarifas


Con el lema "Ni una pyme menos" una serie de cámaras se pliegan a la jornada contra cierre de empresas. Impulsan proyecto de ley con el voto peronista

"¿Está mal la cosa, no?", sondeó el secretario de Industria, Fernando Grasso. Con esa pregunta, buscó mostrar empatía, pero la reacción del empresario Pyme lo tomó por sorpresa: "¡Fernando, sos vos el funcionario, no yo!".

La escena ocurrió hace tres semanas en una reunión de la mesa exportadora, uno de los tantos espacios en donde los empresarios ya se acostumbraron a hacer catarsis frente al equipo del ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica. Ese malestar creciente entrará hoy en ebullición con la participación de un sector Pyme en la protesta convocada por la CGT en defensa de la producción y el empleo.

Se trata de un conglomerado de agrupaciones industriales muy cercanas a la oposición que, en desacuerdo con la prudencia mostrada por los grandes empresarios, llevarán por primera vez sus reclamos a la calle junto a los sindicatos para exigir un cambio de rumbo económico en un año electoral.

Detrás de la bandera "ni una Pyme menos", la columna empresaria partirá a las 14 desde Castelli y Rivadavia hacia la avenida 9 de Julio y Avenida de Mayo.


La recorrida incluirá una parada en el Congreso, donde presentarán un proyecto de ley de emergencia al que accedió iProfesional. El mismo prevé el freno a los embargos, una fuerte baja de tarifas y la baja de contribuciones patronales, junto con una prórroga del pago de aportes, la disminución de las retenciones a las exportaciones y un mayor control de importaciones.

"Las manifestaciones son para negociar, no para voltear al Gobierno, es un llamado de atención porque muchos hablan de las Pymes, pero nadie hace nada", dijo a este medio Aldo Lo Russo, protesorero de Cgera y directivo de la cámara metalúrgica Camima. El dueño de Taller Baigorria es uno de los organizadores de la protesta de la que participará la fundación textil ProTejer, la Asociación Pyme (Apyme) y el Encuentro de Empresarios Nacionales (ENAC).

También estará presente la Central de Entidades Empresarias Nacionales (CEEN), el Frente Productivo e Industriales Pymes Argentinas (IPA), así como la Red de Industriales Emprendores Laudatistas (Riel) y la agrupación kirchnerista Gelbard.

La idea de marchar con la CGT nació en diciembre pasado, en el peor momento de la crisis durante una sesión en la comisión de Industria, presidida por José Ignacio de Mendiguren.

Allí las gremiales empresarias repasaron junto a 20 legisladores opositores la caída de la actividad en el sector, la pérdida de empleos y el cierre de 25 pymes por día, según cifras del titular de la comisión. Pero los contactos se aceleraron con el deterioro de la economía motorizado por la suba del dolar, las tasas y la inflación, y el convencimiento en las entidades de que el Gobierno, tal como lo ratificó Macri, profundizará el camino iniciado.

La movilización tendrá lugar así en medio de una fuerte interna sindical entre los sectores dialoguistas representados por la cúpula de la CGT y los sindicatos duros liderados por Hugo Moyano que exigen un paro a fin de mes.

Y coincidirá con los fuertes tironeos dentro del ámbito empresario, donde las principales cámaras privadas oscilan entre el apoyo y el distanciamiento, frente al reclamo de una reacción más firme por parte las pymes, algunas de las cuales mantienen buen diálogo con el exsecretario de Comercio, Guillermo Moreno.

"La UIA está en la postura de hacer almuerzos, no quieren protestar porque piensan que si hacés eso, sos peronista. Pero yo no tengo la culpa de que los sindicatos sean peronistas", reconoció el directivo de una firma mediana.

Más afectos a los conciliábulos, los directivos de la UIA evalúan por estas horas volver a reunirse con el exministro de Economía Roberto Lavagna. Sería la tercera vez en lo que va del año. Una relación que genera preocupación en el equipo de Macri, enfocado en polarizar con Cristina Kirchner, cuya candidatura también es una incógnita.

Pero lo cierto es que los industriales mantienen todos los puentes abiertos: el lunes recibieron a Felipé Solá y previamente hicieron lo propio con Sergio Massa. Hace tres semanas, por otra parte, tuvieron un encuentro privado en Puerto Madero con el jefe de Gabinete, Marcos Peña.

Pero ni las medidas recientes del Gobierno para aliviar a las Pymes, ni los movimientos de contención de los capitanes de la industria mejoraron el panorama de los sectores más golpeados por la crisis, donde algunos hablan de un "industricidio".

Ese es el caso de los textiles de la Fundación ProTejer, presidida por el surcoreano Yael Kim, y los metalúrgicos de Cgera, encabezados por Marcelo Fernández.

Su adhesión a la marcha de hoy servirá así para descomprimir las tensiones que mantienen varios de sus miembros con la UIA o su filial bonaerense la UIPBA, de las que también forman parte. "No es una protesta, es una marcha histórica de trabajadores y empresarios en defensa de la industria nacional y el trabajo argentino", dijo anoche un textil.

Dentro de ese sector, el presidente de TN&Platex, Teddy Karagozian, se convirtió en una de las principales voces críticas. "Para mis amigos de Cambiemos que lo atan a la posible capacidad de Cristina de ganar, les recuerdo que esa posibilidad es porque no ha sido capaz de hacer ningún cambio sistémico que haya subido la capacidad de las empresas de competir y emplear gente. Ergo. es por incapacidad propia", se despachó el lunes en un furioso tuit.

El dueño de la hilandera más grande del país, que factura 120 millones al año, cerró el viernes pasado Hilado I, un establecimiento de La Rioja donde trabajaban 150 personas.

La clausura de esa planta junto con 80 despidos en la empresa Ritex en la misma provincia fueron confirmados a este medio por la Asociación Obrera Textil. "La mano viene mal, se fue el primer trimestre y hay empresas paradas, con suspensiones, despidos y adelanto de vacaciones", alertó el secretario adjunto del gremio, José Listo.

Solo en esa actividad, ya contabilizan más de 8.000 despidos y el cierre de 200 empresas. En las últimas horas, se sumó el caso de una fabricante de Nike en Luján, con 120 cesantías.

Por otra parte, el dirigente metalmecánico Ricardo Pignanelli advirtió ayer sobre la posibilidad de que haya 15.000 despidos en la industria automotriz, donde ya se perdieron 7.000 empleos y hay otro tanto de suspensiones.

Untitled Document